Entrevista con Valeria Cortés, brigadista venezolana en Gaza “Aquí nunca hay tregua”


Entrevista con Valeria Cortés, brigadista venezolana en Gaza
“Aquí nunca hay tregua”
PALESTINA | 30 DE SEPTIEMBRE DE 2014

Valeria Cortés es una microempresaria venezolana, de 44 años edad. Tiene un hijo de 25 y esta es su segunda visita a Gaza como brigadista internacional. Ha acompañado familias palestinas en el más reciente ataque de Israel. Llegó a Gaza en el mes de abril, de este año, y permanece allí durante este periodo de “cese el fuego”. A continuación su testimonio desde Palestina.

FSJ: ¿En qué parte de Gaza está y con quién se encuentra? ¿Cuál es el panorama tras la declaración del cese al fuego?

VC: Estoy en Nuseirat, en el centro de la franja de Gaza, una de las zonas más castigadas durante la agresión de Israel a Gaza. Duermo ahí pero trabajo en toda Gaza, sur y norte.

No me muevo como las personas de las ong en hoteles cinco estrellas. Los brigadistas dormimos en las ambulancias, en la mitad de la calle, en las aceras, en colchonetas, sentados en sillas de plástico.

Estoy esperando la entrada de otros brigadistas de Unidakum que están en El Cairo pero Israel no ha otorgado los permisos, hay otros cuatro o cinco activistas extranjeros pero de otro grupo.

Hoy Israel disparó contra pescadores contra barcos de guerra y campesinos contra tanques. Seguimos rodeados de tanques en tierra y naves en el mar. Aquí nunca hay tregua, siempre hay drones sobrevolando.

A los pescadores les dieron solo seis millas para pescar, no son suficientes porque cada vez que bombardean las primeras millas son contaminadas y el espacio está saturado de pescadores.

FSJ: ¿Cuándo decidió que convertirse en “escudo humano” -para proteger vidas palestinas- sería su manera de practicar la solidaridad internacional?

VC: No me considero un escudo humano. No somos guardaespaldas, somos testigos. Me siento hermana de esta gente y los acompaño como lo haría con un hermano, no uso casco, ni chaleco antibalas. Observé toda la masacre en carros destartalados, estuve en ambulancias y queríamos saber si esto detendría a los asesinos. Me avergüenza que mi vida valga más porque no soy palestina, Me avergüenzan las diferencias: un niño palestino vale igual que uno estadounidense.

“Estar aquí no es heroico, ni un carrizo, es algo natural”. Cuando tu hermano está en una mala situación no lo piensas: ayudas! He llorado con ellos, dormido, con ellos y son personas muy parecidas a los venezolanos: son todo corazón, no calculan, ni para lo bueno ni para lo malo.

FSJ: Los israelíes no respetan la vida de brigadistas como usted. Lo digo porque usted sobrevivió al bombardeo al hospital de Al- Wafa[1] el pasado 17 de julio. ¿Cuántas vidas han salvado ustedes acompañando a los palestinos?

VC: Israel siempre cruza los límites. Disparó contra refugios de niños, contra un hospital de personas minusválidas y yo ya no sentía que estábamos protegiéndolos.

Siendo testigos los protegemos porque Israel prefiere obrar sin testigos. No somos guardaespaldas pero nunca han asesinado a un campesino ante nuestras cámaras o teniendo nuestros lápices para escribir, no quieren testigos.

FSJ: Usted es madre. ¿Cuál fue su reacción al encontrarse con Mohamed Baker, padre de los niños[2] asesinados por Israel mientras jugaban fútbol en la playa y qué tipo de ayuda psicológica recibe esa familia?

VC: Mi reacción fue de mucha tristeza, no puedo imaginar un dolor más grande, una desesperación más grande y ese sentimiento de pérdida. Pero sé que no habrá justicia y eso da más dolor. Les matan a sus hijos y además los calumnian llamándolos terroristas.

En las ambulancias cargué niños muertos. En mis brazos murió un niño de 7 años, mutilado mientras yo intentaba acomodarle los intestinos porque los tenía afuera. No hay ayuda psicológica ni nada para estas familias.

FSJ: Si aproximadamente 60% de los palestinos en Gaza son menores de 18 años. ¿El objetivo de este ataque Israelí era exterminar una generación que podría continuar defendiendo su territorio?

VC: ¡Definitivamente! Es un plan de limpieza étnica, un genocidio. El objetivo son los niños palestinos, suena sensacionalista pero las cifras lo avalan, mujeres embarazadas y la mayoría de ataques fueron contra hogares multifamiliares.

FSJ: El asesinato de niños por parte de Israel no es nuevo, pero sí invisibilizado hasta ahora. El Twitter nos ha permitido ver, con horror, cuerpecitos de niños destrozados. Pero más allá del horror que produce la información que circula, ¿cuál ha sido el impacto concreto de campañas en redes sociales para frenar este ataque?

VC: Es una herramienta de difusión que sirve para visibilizar, sin pasar por medios masivos, situaciones que antes no veíamos.

[1] http://www.huffingtonpost.es/2014/07/17/israel-bombardea-hospital_n_5596513.html

[2] http://www.20minutos.es/noticia/2195082/0/ninos-muertos/bombardeo-israeli/playa-de-gaza/

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google