Chávez y la Revolución Petrolera.

“La tierra escupe negro” gritó un tachirense, y desde entonces, la historia venezolana cambió. A más de 100 años de actividad petrolera en el país, el siguiente corto documental pretende mostrar el proceso de recuperación del Petróleo, luego de la expoliación que el capital internacional realizó durante décadas, más allá de los legítimos esfuerzos nacionalistas de Cipriano Castro, Medina Angarita y Rómulo Gallegos, quienes por sus políticas de protección, amenazaban las intenciones de la rapiña trasnacional. No casualmente, fueron todos derrocados con el apoyo del imperio norteamericano. No fue hasta la llegada del comandante Chávez, que se puso coto a la bacanal petrolera, de la que el capital extranjero sacaba la mayor parte, con la complicidad de una élite petrolera nacional que se embriagaba en sus negras riquezas, y que en el año 2002, orquestaron un golpe contra la Revolución Bolivariana; siendo derrotados por el Comandante y su Pueblo, recuperando nuestra industria, y con ella nuestra soberanía energética, política y social. Hoy día distintos planes de desarrollo social son materialmente posibles por el pensamiento geo-político del Comandante Hugo Chávez.
Cap I. La Guerra del Petróleo
Cap II. Geopolítica de la Solidaridad
Cap III. Chávez y la OPEP



Cap I. La Guerra del Petróleo

Cap II. Geopolítica de la Solidaridad
La doctrina militar norteamericana ha hecho de los pueblos del mundo, que enfrentan sus designios y disponen de recursos y ventajas geopolíticas, un verdadero infierno bélico. Para ello disponen de todo un complejo industrial-militar que soporta la intervención global. Actualmente la guerra contra los países de la OPEP y aquellos vinculados a la producción petrolera es patente. Las agresiones contra Afganistán, Irak, Libia, Siria, Irán, Nigeria, la guerra de baja intensidad contra Rusia y las operaciones de guerra mediática, económica, bacteriológica y terroristas contra Venezuela, son la prueba fehaciente de la geopolítica del terror impulsada por el imperio norteamericano.

Por otro lado, la burguesía nacional en sus distintas expresiones políticas, propugnan desde hace mas de una década, una campaña que busca desacreditar al gobierno bolivariano, en su esfuerzo por crear nuevas lógicas de cooperación e intercambio grannacional a través del recurso petrolero. La canalla exclama a menudo una intolerancia a los gestos de solidaridad emprendidos por la Revolución Bolivariana, argumentando que mientras el gobierno regala petróleo las calamidades dentro de nuestro territorio no se hacen esperar, asociando los actos de negligencia, corrupción, despilfarro y burocratismo interno, al deber moral de ayudar a los pobres de la tierra.

Sin embargo, el Comandante Chávez no dudó un segundo en profundizar los lazos de solidaridad y de cooperación desinteresada a países como Bolivia, Haití, Cuba, EEUU, Nicaragua, El Salvador, Argentina, entre otros, y fue creando el conjunto de habilitadores internacionales que hoy hacen de la cooperación y la solidaridad una política revolucionaria de interacción entre estados y pueblos. Con apoyos financieros, acceso a facilidades e pagos, condonaciones de deudas, cooperación tecnológica, intercambio humanitario, el Comandante Chávez entendió y convirtió la solidaridad y la hermandad en una acción política concreta, orientada hacia la integración de los pueblos de nuestramérica.

Cap III. Chávez y la OPEP
“El Pacto de Caballeros” o “Pacto de Maadi” (1959 Egipto) gestó la más sólida organización mundial de países que suministra petróleo -el hidrocarburo más ostentado del mundo- la Organización de Países Exportadores de Petróleo OPEP, la cual lleva 54 años constituyendo una sólida estructura económica petrolera. Fue en septiembre de 1960 en Bagdad, el año de su fundación, gracias al insigne Juan Pablo Pérez Alfonso, venezolano, y al saudita Abdula Al- Tariki , precursores de esta idea que incorporó en sus primeros pasos formalmente a Irán, Irak, Kuwait, Arabia Saudita y Venezuela. Luego se asociaron Qatar (1961); Indonesia (1962) – se retiró en 2009, Libia (1962); Emiratos Árabes Unidos (1967); Algeria (1969); Nigeria (1971); Ecuador (1973) – suspendido desde el año 1992- 2007; Angola (2007) y Gabón (1975–1994).

Esta organización nació en medio de una irracional explotación petrolera impulsada por las grandes compañías transnacionales, llamadas las “siete hermanas” (Royal Dutch Shell de los Países Bajos y Reino Unido, Esso, British Petroleum, Chevron, Gulf Oil Corporation, Texaco y la Standard Oil de New York) que dominaban el negocio de los hidrocarburos en el planeta.

Para combatir la arbitrariedad, el despilfarro, y la injerencia de estas transnacionales, los países miembros de la OPEP acordaron como objetivo sumar esfuerzos e intereses colectivos para establecer políticas petroleras beneficiosas para sus integrantes, entre ello dar garantía a las naciones del suministro del combustible de manera eficiente y confiable.

La nacionalización paulatina de sus industrias petroleras entre los años 1971 y 1975 en varios de los países miembros, fue una de las primeras políticas para alcanzar este objetivo. Además, en el año 1975, se logra convocar la I Cumbre de Jefes de Estado (Argelia) y se acuerda el derecho inalienable de los países sobre la propiedad, explotación y valorización de sus recursos naturales.

“La OPEP comenzó a debilitarse durante la década de los 80, a debilitarse, a dividirse, y especialmente durante la década de los 90, después de la caída de la Unión Soviética y la caída del Muro de Berlín, cuando la tesis perversa, irracional y colonialista de la globalización neoliberal cubrió al mundo como una nube tenebrosa, especialmente en esos años 90, la OPEP estuvo al borde del sepulcro” expresó el Comandante Hugo Chávez, en la Instalación la 141 Reunión Extraordinaria de la Conferencia OPEP. Junio 2006.

¡Pero no lo lograron! Desde el año 1998 en adelante, se concreta un interesante ejercicio observado y admirado por el mundo de Plena Soberanía Petrolera, necesario para revivir este organismo que estaba desquebrajándose. Inicia así una nueva era petrolera en el mundo que liderizó Hugo Chávez, comandante de la Revolución Bolivariana y refundador de la nueva OPEP que reta al mundo a resolver la crisis global desatada por el modelo económico neoliberal que aplasta a los pueblos del mundo.

barrapunto  Tuenti  twitter  facebook  Meneame  google